Burbulubuhermosa’s Weblog











{octubre 3, 2007}   Historia de algunas bebidas
Anís
El anís, ingrediente indispensable de un sinnúmero de bebidas, era usado en el Imperio de Babilonia, cerca de veinte siglos antes de Cristo. Los egipcios, los griegos y los romanos lo empleaban como planta medicinal y como especia aromática.

Cerveza
Entre los años 9000 y 5000 A.C., la papilla cocida de cebada y agua era un alimento esencial para el hombre, y se supone que la actual cerveza nació de forma accidental, al dejar al aire libre esta cocción de cebada y agua, provocando la fermentación del cereal.

La cerveza es sin duda la bebida alcohólica de mayor antigüedad que se conoce. Ya hay registros de su consumo durante la epopeya sumérica de Gilgamesh (3.500 A.C), mientras que su difusión se multiplicaba en todo el mundo: en Egipto (con trigo), en el Africa negra (con sorgo), en México (con maíz) y en la China (con arroz o mijo).

Se trata de una bebida delicada, de bajo contenido alcohólico que no conviene añejar. Se la debe proteger del calor y la luz y dejar reposar en un lugar fresco. La temperatura ideal para beberla es de 7 a 8 grados, por lo que no conviene servirla demasido fría.

La excelencia del producto final depende casi totalmente de la nobleza de los ingredientes con los que se la elabora, sobre todo con el agua utilizada, que muchas veces determina por sí sola las cualidades de la bebida.

Champagne
Este néctar fue de descubierto por los burgundos, pueblo germánico, en el año 45 a.C. y envasado en el S. XVIII, por el monje Dom Pérignon. Pero, un rol no menos importante lo cumplieron en el período terciario ciertas esponjas, animalitos y microorganismos cuyos sedimentos fabricaron el yeso conocido bajo el nombre de Belimita quadrata, ya que sólo con el grano de las viñas cultivadas en terrenos ricos en éste es posible obtener champagne de primera calidad.

A fines del S. I d.C., cuando Francia producía una cantidad considerable de vino espumoso, el emperador romano Domiciano ordenó destruir gran parte de los viñedos de la Champagne, causando un grave daño.

Los romanos vedaban a los bárbaros comsumir vino, por lo cual se presume que, las primeras incursiones de los francos estaban basadas en la necesidad de conseguir esa bebida. Por esta razón, cuando se intalaron en la Champagne mejoraron los viñedos.

Antes de la batalla con los visigodos, San Remigio entregó al rey franco Clodoveo un barril pequeño de vino champañés y le dijo que triunfaría si, antes del enfrentamiento, el recipiente no había sido vaciado. El rey y sus caballeros consumieron el vino en abundancia, pero a pesar de ello, por milagro, no se acabó y derrotaron al enemigo. Tal hecho fue determinante para la conversión de Clodoveo a la fe cristiana.

Durante los mil años siguientes a este rey el cultivo de las viñas estuvo a cargo de los monjes cenobios y el comercio del este vino creció. Pero, un hito importante en su historia fue que a Dom Pérignon se le ocurrió utilizar tapones hechos con corteza de alcornoque, para reemplazar los de madera con cáñamo untado con aceite. Logró así tapar hérmeticamente la botella y controlar la segunda fermentación, la cual transforma el vino en champagne

Cognac
La autoría de su invención, por incierta, está rodeada de leyendas. Una de ellas la atribuye a un comerciante holandés llevaba a su tierra vino de la zona de Charente, dónde está situada la ciudad de Cognac, centro industrial, y para aliviar la carga de la nave se le ocurrió destilarlo.

Sin embargo otra, no menos dudosa, atribuye la autoría a la inquietud de comerciantes ingleses importaban vino desde el territorio y resolvieron conservar el vino en toneles de madera para evitar deterioros.

La más romántica es la que asigna a un noble, en el S. XV, un sueño, en el cual se le indicaba someter al vino a una doble destilación y conservarlo en toneles de madera. Transcurridos 5 años quiso evaluar los resultados y que quedó prendado de de la sutiliza y el blend que tenía.

Sobre lo que no existe discusión alguna es que el método de elaboración y añejamiento del cognac o coñac siguen siendo los mismos que en el S. XVI.

El café, como la Alhambra, un producto árabe
Existen muchas leyendas sobre su origen, una sola tiene fecha. Es la que cuenta que en 1278 el profeta Omar, montado en su alazán perseguía una ave de inmaculado plumaje.

Pero el ave era en realidad una enviada de Alá, quien tiene el poder de penetrar en los sueños humanos, y, antes de ser alcanzada se convirtió en un arbusto de flores blancas, signo de pureza, y frutos rojos, como la sangre de los fieles.

Ya en 1450 los peregrinos, en la Meca, bebían con unción, el líquido elaborado a partir de estos frutos y los musulmanes turcos, guardianes de la Puerta Sagrada, lo importaron y convirtieron en su bebida.

Los lugares donde se servía esta bebida comenzaron a llamarse café y, allí se reunían los exégetas de la palabra de Alá, se discutían sobre las interpretaciones, por lo cual también se denominó a estos sitios Escuelas de la Sabiduría.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: